Hemos honrado el trabajo sindical

El pasado martes 30 de abril la Asamblea de dirigentes sindicales de la Federación aprobó el plan de trabajo y presupuesto para el año 2019 con un contundente acuerdo que dará continuidad al fructífero trabajo realizado el 2018.

FESIN, bajo la conducción femenina de quien es la presidenta del Sindicato de Trabajadores de Ausenco Chile, ha desarrollado formas de trabajo colectivas y ha devuelto a la Asamblea la democracia y carácter resolutivo que perdiera en manos de antiguas Directivas, lo que ha significado un aumento en el nivel de participación durante el 2018, año en que se realizaron 6 Asambleas (5 ordinarias y 1 extraordinaria) con una participación promedio de 7,5 dirigentes de los sindicatos base afiliados a la Federación (el promedio de participación femenina fue de 2,3).

Nunca antes como Federación tuvimos una experiencia participativa con objetivos y líneas de trabajo definidas colectivamente, con estrategias y acciones relacionadas principalmente con la realidad de los trabajadores y trabajadoras, incorporando contenidos como el Género, desarrollando Educación para las y los dirigentes, aportando con Asesoría Legal, trabajando en el acercamiento a otras organizaciones y promoviendo la acción sindical para enfrentar las Violencia de Género, Conflictos Laborales, Derechos Humanos y todo conflicto de manera cohesionada e informada.

Como en toda organización la disputa en el campo de las ideas es permanente, porque somos diversos y diversas, por lo que debatir y sacar nuevos resultados nos transforma en organización saludable, lamentablemente en FESIN un pequeño grupo de dirigentes sindicales censurados el 2 de enero de 2018 por violencia de género institucional, se marginaron de los debates y de este proceso de crecimiento.

El marginarse de los espacios de las Asambleas de la Federación, ha significado para estos pocos dirigentes realizar política de un bajo nivel, que desarrollan solo desde correos electrónicos y tiene como único contenido furias de un ego herido que a través de  la descalificación y la difusión de injurias y calumnias intenta un poquito de atención.

No solo se trata de dirigentes que no participan en las asambleas desde hace más de un año, sino que se trata de dirigentes que no valoran la solidaridad y que son conocidos por su actitud anti unitaria, dirigentes que han  avalado  la  agresividad  con que uno de ellos trata a su compañera de directiva en su sindicato, dirigentes que no se cuestionan que un dirigente se oponga al reparto de un bono de producción para todos los trabajadores, dirigentes que se sienten superiores a los demás, es decir se trata de una forma de hacer sindicalismo, que afortunadamente ha ido perdiendo el apoyo de las bases.

Como Federación tenemos claro que esta conducta agresiva, misógina e injuriosa responde a machismos heridos y anticuados, debido a que hoy somos conducidos por una mujer.

Hacemos un llamado fraterno y constructivo a todas las trabajadoras y trabajadores de las empresas de ingeniería a apoyar el proceso de fortalecimiento de la Federación, para recuperar los beneficios perdidos: Décimo Tercer Sueldo, protección en caso de enfermedad y accidente, condiciones dignas de trabajo en terreno y respeto a nuestra labor profesional cotidiana.

Directiva de la FESIN