Corresponsabilidad parental en el contrato colectivo – Boletín Informativo N°2

La necesaria y urgente conciliación trabajo y familia.

Nadie duda que desde la incorporación de las mujeres a la fuerza laboral, se produjo en ellas la denominada “doble explotación”, consistente hoy en jornadas diarias de hasta 15 hrs. de trabajo efectivo entre el trabajo remunerado (productivo) y el trabajo no remunerado 

(reproductivo-doméstico), éste último aún es inherente al género femenino en vastas zonas del planeta incluido Chile, en donde el Estado y las estructuras de poder político y económico mantienen patrones culturales machistas que han alejado históricamente a los hombres de una paternidad amorosa, relegándolos solo al rol de trabajador productivo, y mantienen a las mujeres como mano de obra barata y lo más alejadas que se pueda de la cuestión política, es decir, se insiste en la división sexual del trabajo (trabajo productivo para los hombres y trabajo reproductivo, entendido como crianza y cuidados de enfermos, para las mujeres).

Así las cosas, se hace necesaria la democratización del trabajo doméstico, que lleve a hombres y mujeres a asumir el espacio doméstico y de crianza y cuidados como una responsabilidad compartida e inherente al ser humano y no a un género específico.  También resulta urgente que las Empresas se dispongan a comprender a sus trabajadoras y trabajadores en sus roles de Padres – Madres – Hijas e Hijos, sólo así avanzaremos en   la necesaria equidad e igualdad de género.

Lo anterior requiere entonces que nuestros contratos colectivos incorporen la CORRESPONSABILIDAD PARENTAL en sus cláusulas, para generar compromisos entre los sindicatos y las empresas que vayan avanzando en éste necesario cambio cultural:

  1. Bono de cuidado de menor de dos años en el hogar tanto para hombres como mujeres. (Este beneficio está incorporado en algunos contratos colectivos como “Bono de Sala Cuna” solo para mujeres con hijos/as menores de dos años.)
  2. Permiso con goce de sueldo para atención médica de los hijos e hijas tanto para hombres como mujeres.
  3. Permiso con goce de sueldo para atención médica de familiar enfermo a nuestro cuidado.
  4. Flexibilidad Horaria para el ingreso a la jornada laboral y la colación.
  5. Tele trabajo en forma parcial o completa.
  6. Días de permiso administrativos.
  7. Habilitar sala de lactancia al interior de las dependencias de la empresa.
  8. Permisos para el padre para asistir a control pre y post natal.
  9. Compromiso de las partes a utilizar lenguaje inclusivo y no sexista en todo tipo de difusión, tanto del sindicato como de la empresa.
  10. Apoyo a las trabajadoras para incorporarse al trabajo luego del permiso post natal.
  11. Pago de los tres primeros días de licencia médica y diferencia de sueldo no cubierta por la institución de salud previsional.
  12. Igualdad salarial para hombres y mujeres que realizan mismo trabajo y similar antigüedad.

Este viernes 8 de marzo de 2019 se organiza a nivel mundial una protesta feminista que busca instalar en la sociedad los valores y principios históricos de la lucha feminista: la igualdad, la paz y el respeto a la humanidad y nuestro hábitat el planeta tierra.

Directiva Fesin.