¿Colusión del Menoscabo?

En nuestro rubro, una de las principales causas de menoscabo a los trabajadores y trabajadoras por parte de las multinacionales es “Terreno”, que tiene varias modalidades de aplicación, entre ellas; “Visitas Técnicas”, “Campañas”  o “Asignaciones a Terreno”, y que en la práctica es trabajar en otra región o país, en faena minera u otro, pernoctando fuera del hogar, la mayoría de las veces con jornada de 12 horas diarias, en ocasiones con jornada excepcional, muchas veces se nos carga la función de chofer y lo peor es que en la mayoría de los terrenos ejercidos no hay compensación monetaria alguna que venga a mitigar el menoscabo que significa para los trabajadores, quienes dejan familia y  vida social, y se exponen a afecciones de salud por hipobaria, desgaste físico, estrés, ansiedad, etc.

Este modo de “plus explotación” se ha replicado de distintas formas en las empresas de ingeniería que se asociaron en el año 2012 como “Club de Empresas de la Ingeniería” (Bechtel, Hatch, Jacobs, SKM, SNC Lavalin, Worley Parsons, Wood, Ausenco y otras que desconocemos), lo que nos plantea una legitima interrogante:  ¿Será este el espacio en el que las multinacionales de nuestro rubro se reúnen para fijar salarios, condiciones laborales, políticas de ajuste y todo aquello que nos impacta como trabajadores, creando una realidad a los trabajadores del rubro?… o sólo harán encuestas para ajustarse al “mercado”… pero, cuántas veces hemos escuchado “en Bechtel pasa lo mismo… y en Lavalin también”… y terminamos convencidos de que las medidas adoptadas por las empresas se ajustan a la “realidad del negocio o rubro”, y aceptamos perdidas de beneficios o que se congelen los sueldos, o apoyamos a las multinacionales con reducciones de sueldo y jornada.

Durante los últimos meses, como Federación, hemos observado algunas iniciativas agresivas de las multinacionales del “Club”, y que tienen como punto de tensión “Terreno”, algunos casos son:

Wood (ex Amec)

La multinacional estadounidense Albemarle contrató la multinacional Amec Foster Wheeler (ahora Wood), para el diseño de la ampliación de la planta de explotación de Litio en el Salar de Atacama y la planta química La Negra en Antofagasta, cuyo objetivo es triplicar la producción del carbonato de litio.

Actualmente el proyecto conocido como “Proyecto Capricornio” se encuentra en su etapa final, y será recordado como sinónimo de precariedad laboral, por otorgar las peores condiciones laborales y de vida a los trabajadores quienes retrocedieron a condición de esclavos desde que fue “necesario” enviar a trabajadores desde Santiago a “Terreno”, debido a que la Empresa junto a sus abogados impusieron la jornada 5×2, es decir, el trabajador o trabajadora sale en la madrugada del lunes desde su hogar hacia el aeropuerto para ingresar a trabajar a las 8:00 am a cientos de kilómetros de su hogar,  y pernoctar la noche del lunes, martes, miércoles y jueves en el campamento o lugar habilitado por la empresa cerca de las faenas para regresar viernes en la noche a su hogar, todo esto es una situación de manifiesto menoscabo.

SNC Lavalin Chile

Actualmente, los trabajadores asignados a “Terreno” en la Planta de ácido de Chuquicamata de la mandante Codelco, lo hacen bajo una jornada de lunes a viernes de 7:30 a 16:30 con una hora de colación no imputable a la jornada y sábado de 7:30 a 13:00 hrs. con media hora de colación, una grave situación de menoscabo y abuso de poder, que las empresas consiguen bajo la eterna amenaza de no otorgar asignación a proyectos.

Ausenco Chile

La empresa ha definido no pagar “Terrenos” menores a un mes y pagar sólo las asignaciones de mayor tiempo, las que quedaran supeditadas a las condiciones pactadas con el cliente y con un marco de “posible” compensación del 5% al 25%, y considera domicilio del trabajador cualquier instalación arrendada por la empresa, generando incertidumbre y desmotivación en los trabajadores, pero éstas condiciones son aceptadas por los trabajadores bajo presiones y por temor a perder el empleo o quedar catalogado como conflictivo.

Actualmente Ausenco, incluso ha quitado la compensación por trabajos en “Terreno” a trabajadores y trabajadoras que lo tienen como derecho por contrato colectivo, a través de una cláusula abusiva que los hace renunciar a este derecho, obligándolos a firmar mediante presiones ejercidas por sus jefaturas directas.

Marco Jurídico para los abusos

El Artículo 12 del Código del Trabajo en su inciso primero indica “El empleador podrá alterar la naturaleza de los servicios o el sitio o recinto en que ellos deban prestarse, a condición de que se trate de labores similares, que el nuevo sitio o recinto quede dentro del mismo lugar o ciudad, sin que ello importe menoscabo para el trabajador”, estableciendo con esto las atribuciones del empleador para modificar unilateralmente alguna de las condiciones convenidas en el contrato de trabajo, que doctrinariamente se denomina “ius variandi” o derecho de variar, quedando fuera de esa facultad, entre otros: Cambio de lugar de trabajo, limitando así geográficamente las facultades del empleador.

Pero, a pesar de los límites geográficos, morales y todos aquellos que impliquen menoscabo socio-económico a los trabajadores, es el hecho de negociar individualmente nuestras condiciones laborales para terreno la que nos deja en absoluta desventaja, dicha asimetría de poder es aprovechada por las empresas, quienes marginan a costa del menoscabo de los trabajadores, afectándonos económica, familiar y socialmente.

¿Qué Hacemos?

Como Federación de Profesionales, Técnicos y Administrativos de la Ingeniería, FESIN, hacemos un llamado a todos los trabajadores y trabajadoras a fortalecer nuestras organizaciones sindicales para establecer en nuestros contratos colectivos mejoras a nuestras condiciones vida y limitar los abusos de las empresas, porque pese a las amenazas nuestra dignidad se defiende.